En los buenos tiempos de Las Inolvidables

Que bonito es recordar… cuando no estaba la CICIG, cuando se podía cantar libremente de la felicidad de ser el mero mero, de bailar y simular que sos honrado… todas esas cosas que parecen cada vez más lejos, así que con ustedes sus siempre malintencionadas, pero nobles premisas del pensar político guatemalteco.

También te interesará ver...