Jimmy Morales repitió su discurso de la persecución selectiva