Medford analiza el clásico 301