Pedro Cuevas y Edwin Luna envian un saludo desde México