¿Quién se llevó la última noche de la semana?