Reacción vicepresidente a la pena de muerte