“Se acabó todo. No tenemos nada”, relata víctima de incendio | Prensa Libre