Supuestos sicarios dicen no tener miedo a la muerte

Ataque al Roosvelt.